Etiquetas

jueves, 6 de noviembre de 2014

HRM - "Aguilas de Germania. Las campañas de Varo y Germánico en el Rhin"

La que hoy presento, es mi primera lectura de un número editado por esta editorial relativamente joven, que se ha propuesto explorar determinados momentos no especialmente tratados en castellano, de la historia militar universal. Con un formato al estilo de las ediciones de Osprey, HRM dedica este libro a las campañas romanas en Germania entre los gobiernos de Augusto y Tiberio, momentos en los que se pasó de un sutil dominio de la zona oriental del Rhin, al total levantamiento tribal de la zona bajo el liderazgo del querusco, Arminio. 

Al tratarse de un libro divulgativo, su lectura comienza con una introducción en sendos capítulos en los que pretende explicar la situación de Roma en los comienzos del siglo I d.C, así como de la realidad militar de ambos contendientes. Una precisa y muy acotada mención a la organización y panoplia romana nos sitúa en el momento del ejército romano. En este caso, la base tomada para estos apartados, toma mucha información del tratado de Goldsworthy, "El ejército romano", libro que he leído recientemente. Además, al autor, Alberto Raúl Estéban Ribas, hace un breve y acertado acercamiento a las tribus germanas más representativas de la zona, como son los Catos, Masios, Queruscos, Caucos, Angrivarios y otros, con los que las legiones se tuvieron que enfrentar duramente.

Si bien, el libro acota que trata sobre las campañas de Varo y germánico, también trata sobre la situación previa, en la que los romanos, liderados sobre todo por Druso el Mayor y su hermano Tiberio, consiguieron posicionar claramente la frontera del Rhin e incluso lograron levantar asentamientos militares en gran parte de su zona oriental, llamándola Germania Magna. Es a partir de este capítulo, cuando el autor se mete en faena con la campaña de Varo y su derrota en Teutoburgo en el 9 d.C. Posteriormente, se describen las campañas de los años 14, 15 y 16 d.C. lideradas por el sobrino e hijo adoptivo de Tiberio, Germánico. Estos capítulos son los más profundos y extensos. En ellos el autor detalla los movimientos de los romanos por recuperar el control de Germania Magna, así como de las diferentes campañas realizadas con el fin de derrotar y destruir a distintas tribus. El autor no olvida tratar sobre el levantamiento de las legiones romanas frente a la falta de la paga de Roma y por lo extenso de las campañas. Por supuesto, la figura del querusco Arminio, quien afianzó y lideró durante años las difíciles alianzas de las tribus germanas, tiene un importante espacio en esta publicación. Todo ello, hasta la conclusión de Tiberio, al final del 16 d.C., de que quizás la política militar expansionista de Roma entre el Rhin y el Elba, no estaba dando los resultados deseados y decide retirar a Germánico de la frontera. Es aquí cuando el autor, da por finiquitado la redacción del libro.

No soy un especialista en Roma y su historia en absoluto, sin embargo, me atrevo a decir que esta publicación, en general es un buen instrumento para el que quiera adentrarse en la vicisitudes acaecidas aquellos años. La visión mítica de los germanos así como el misterio que rodeaba su territorio lleno de profundos bosques y pantanos casi impracticables, sigue produciendo en el lector un morbo histórico del que se puede disfrutar en esta publicación. La bibliografía utilizada es extensa y el uso de fuentes antiguas y originales y su interpretación, resulta interesante y da un punto analítico a la obra bastante sugestivo. Por otro lado, el texto se acompaña de interesantes mapas que explican gráficamente las distintas intrusiones romanas en territorio germano, así como unas interesantes fotos de la zona y de diferentes grupos de interpretación de la época. 

El autor explica suficientemente bien la interpretación que se puede sacar de la derrota de Varo, su razonamiento y posibles implicaciones, intentando si no justificar, si despenalizar de alguna manera la posición del general romano. De la misma manera, interesante ver que, si bien posteriormente no se sucedió una derrota parecida, los romanos sí sufrieron batallas con terribles desgastes, tanto humanos como económicos, que llevaron a Tiberio a cambiar su visión de la expansión en Germania. Además remarca el aprendizaje de Arminio de las tácticas y formas de guerra romanas, planteando en diversas ocasiones auténticas batallas campales, no tan basadas en la emboscada, como en un principio, sino más bien en confrontaciones en campo abierto. La conclusión definitiva al estudiar este periodo, es que a pesar de los esfuerzos, Roma, en aquel momento, no logró dominar a unos pueblos, tan belicosos e irreductibles. A pesar de los daños producidos por Germánico en sus campañas, daba la impresión que las derrotas no fueron en absoluto definitivas, tanto por la continua implicación de las diferentes tribus, como del número importante de guerreros acumulado frente a las legiones. Todo ello llevó a plantear el afianzamiento de la frontera del Rhin sin intentar asentar posiciones romanas más allá. 

4 comentarios:

  1. Parece que compartimos puntos de vista sobre el libro, muy bueno para acercarse al tema. Lo de Goldsworthy que no te extrañe, es uno de los pilares bibliográficos básicos del tema. También me gustó el estudio sobre la figura de Varo, alejándolo del simple incompetente o corrupto y achacando su descuido a su experiencia más como gobernador civil que militar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Respecto a Goldsworthy, la única pega de su tratado sobre las legiones, es que sus datos son solo originarios de las Islas Británicas... Eché de menos aportaciones de otras zonas de europa.

      Eliminar
  2. Con la extensión que tiene es difícil profundizar hasta el Elba, pero comparado con "En el nombre de Roma" creo que este libro supera el capítulo sobre Germánico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El resultado es notable, por su concreción y claridad.

      Eliminar