Etiquetas

martes, 3 de junio de 2014

"Maléfica"

Llevamos unos cuantos años en los que las grandes productoras de cine se han volcado en crear películas basándose en dos géneros parecidos y llenos de posibilidades: los super héroes y los cuentos infantiles. La película que hoy reseño es una de tantas que revisionan aquellas historias que han poblado el imaginario de los cuentos infantiles, no solo tomando la premisa de las visiones del rey de la fantasía Walt Disney, sino también, tratando un gran número de tramas y fantasías de lo más clásicas.
En este caso, el tratamiento es especial, ya que quien protagoniza la película es uno de esos personajes malvados, que tuvieron un tratamiento tan interesante en los maravillosos films de Disney, como es el caso de Maléfica, la malvada bruja que lanza un encantamiento sobre Aurora, la Bella Durmiente, haciendo que caiga en un profundo sueño, a la espera de que un beso de amor la despierte. Todos recordamos la visión espléndida y oscura de aquel personaje envidioso, poderoso y tenebroso, que fallece en manos del príncipe salvador. Por ello y por su protagonista Angelina Jolie, la trama de la película cambia su postura, apoyándose en la historia de Maléfica, justificando por medio de su pasado la razón de ser de su maldad y oscuridad. Y desde este momento la aportación del director novel Robert Stromberg, cambia la visión de los personajes del cuento, a excepción quizás de la propia Aurora y las tres hadas protectoras.
Precisamente la nueva visión que aporta el director es la que puede crear controversia, dependiendo de la propia expectativa del espectador. Stromberg, tomando a Maléfica como centro argumental de la película, se permite revolucionar y modificar radicalmente los acontecimientos que rodearon la personalidad de la malvada bruja, y por tanto la historia que se desarrolla alrededor de la Bella Durmiente. Por supuesto hay quien seguro, vea con buenos ojos las nuevas aportaciones al cuento. pero siento decir, que yo no me encuentro entre los que lo creen así. Por un lado, siento innecesario los cambios argumentales en el cuento, ya que entiendo que la historia es suficientemente sugestiva e interesante para hacerlo. Terror, suspense, acción, amor, rodean la historia de la princesa dormida y su encantamiento.
Sin embargo, Stromberg, obviamente aprovechándose del protagonismo de Jolie y su personaje, convierte el entorno que rodea a Maléfica en una simplona y edulcorada historia, haciendo que la actriz sobresalga sobre un conjunto, sin personalidad, anodino y lleno de personajes planos e insulsos. Creo que la actriz cuadra perfectamente en el papel, realizando una actuación sobria y convincente, pero solo hasta el momento en el que el director se emperra en cambiar la dirección de la historia. Cuando Angelina Jolie, encarnando a Maléfica, aparece en la sala de trono donde la princesa es presentada al pueblo en su cuna, la maldad, la presencia de bruja en la figura de Jolie, es espectacular y magnífica. Sin embargo, tras un comienzo más o menos prometedor, la trama se pierde en pueriles tonterías, sonrisas ñoñas y situaciones sin importancia en una intrahistoria, artificial y francamente decepcionante. Independientemente de Angelina, todos y cada uno de los personajes que la rodean juegan entre el esperpento y la ñoñería más tonta. Ni siquiera los efectos especiales sorprenden al espectador, salvando únicamente  la película, la presencia casi apabullante y continua de una Angelina Jolie más que creíble en su papel, de una Maléfica, desgraciadamente edulcorada y descafeinada.




2 comentarios:

  1. Me da pereza y mira que algunas veces me trago truños y no quiero decir que esta peli lo sea, que no la he visto.

    ResponderEliminar