Etiquetas

miércoles, 25 de junio de 2014

"Juego de tronos" - Temporada 4

Sin duda, esta temporada de "Juego de Tronos" es la que más acontecimientos importantes y más muertes de personajes principales, han acontecido en lo que llevamos de la serie, exceptuando la sorprendente e impactante muerte de Ned Stark en la primera temporada y la Boda de Sangre de la tercera. El ritmo algo lento de la tercera temporada se ha visto revolucionado con una serie de acontecimientos que no han permitido ningún tipo de descanso al espectador, tanto por los sucesos acaecidos como por la inclusión de duelos a muerte espectaculares y grandes batallas. Todo ello ha dotado a esta temporada de un adictivo interés en los seguidores, acrecentando el mito de esta serie, ya no solo por su guión, sino también por su grandilocuencia y espectacularidad.
Dentro de la variedad de tramas urdidas por George R. R. Martin, me quedo con tres o cuatro en esta temporada. Por supuesto, lo sucedido en la proclamación de Joffrey como rey en Desembarco del Rey y los posteriores acontecimientos, han marcado el devenir de los Lannister. Los lazos familiares, en cuyo foco se encuentra Tyrion, se desequilibran entre Tiwyn, Cersei y Jaime, complicando aún más las relaciones entre ellos. 
Por otro lado, y casi tan importante como la anterior, la trama generada alrededor de Jon Nieve a su regreso al Castillo Negro, nos ofrecerá, por fin, el ataque al Muro por los salvajes del Norte y un impresionante capítulo protagonizado en su totalidad por la batalla. El liderazgo de Nieve parece inevitable y más con la llegada al Muro, en el último capítulo, de un personaje de referencia en la serie.
Los supervivientes hijos e hijas de los Stark consiguen abrirse camino ante las dificultades, pero sin llegar a las metas que pretenden obtener. Su peregrinaje continúa en tierras desoladas y entre gente extraña. Sansa huye de Desembarco del Rey y encuentra alianza con un conocido personaje poderoso y ambicioso. Mientras tanto Arya y Bran corren diversas aventuras, en las que perderán a alguno de sus compañeros de viaje.
Por último y no menos importante, Danaerys sigue con su espectacular conquista de reinos, pero tendrá que hacer una pausa para aprender a gobernar e implantar justicia, mientras sus dragones crecen demasiado deprisa, haciéndose casi ingobernables.
En su conjunto, repito que, esta fase de diez capítulos recién terminados es posiblemente, junto a los de la primera temporada, los que han creado más expectación. El hecho de que en cada capítulo prácticamente haya muerto un personaje importante, demuestra la complejidad del guión y sobre todo, que el espectador no puede encariñarse de ninguno de ellos, pues Martin no tiene ningún problema en hacerlo desaparecer de un plumazo. He aquí la gracia de la serie. Si a esto sumamos un poderoso guión lleno de traiciones, golpes de mano, teorías políticas con las que los personajes pretenden hacerse con el poder de una tierra devastada por la guerra y duelos y batallas muy bien dirigidos y coreografiados, tenemos el cocktail perfecto para que esta serie siga creciendo en posteriores temporadas. Que así sea.

2 comentarios:

  1. No he visto ni la 3ª, ni la 4ª, supongo que mes las tragaré seguidas cuando tenga tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Más te vale, no sabes lo que te pierdes

    ResponderEliminar