Etiquetas

lunes, 14 de abril de 2014

"The Walking Dead" - Temporada 4

Hace unos día terminó la segunda parte de la 4ª temporada de la serie "The Walking Dead". Como suele ser habitual, este último episodio dejó las puertas abiertas a una 5ª temporada que nos desentrañará, como el grupo liderado por Rick, sale del atolladero en el que han caído, entre una mezcla de esperanza y desconfianza.
Mi seguimiento de esta serie, no viene sólo del ámbito televisivo. Como sabéis los que seguís mi blog, también soy lector asiduo de la serie del cómic, creado por Robert Kirkman y dibujado por Tony Moore. Por lo que se, el guionista se ha desentendido con la productora de la serie, con la que se encuentran en pleitos. Sin embargo, esto no significa que la base de la serie no sea el cómic que está rompiendo récords de seguimiento en el universo de las viñetas. Que un guión de cómic, sustente una serie tan rompedora y continuada, es algo a tener en cuenta, sobre todo si tenemos en cuenta, que no se trata de una historia puramente de zómbis, sino más bien de supervivencia y relaciones entre los humanos, que entre la destrucción y la convivencia, deben mantener en equilibrio su sentido de la humanidad y pervivencia.
Empezaba esta segunda parte de la 4ª temporada con el final y las consecuencias del ataque definitivo al complejo carcelario donde se refugiaban nuestros protagonistas. Por primera vez en la serie, tras escapar de la cárcel, tendrán que separarse en pequeños grupos y mantenerse vivos frente a los problemas que han surgido tras la disolución forzada del grupo. Precisamente, todos ellos localizarán una serie de carteles anunciando la existencia de una zona protegida y poblada, llamada "Términus". Tenderán a acudir a ese lugar, entre dudas, esperanzas, contratiempos y situaciones desesperadas. Solo la fuerza de superación, no únicamente frente al acoso de los muertos vivientes, sino también frente a la desesperación de haber perdido en la cárcel a seres queridos y ante la duda de que habrá sido de los demás compañeros del grupo, conseguirá que nuestros protagonistas logren alcanzar su objetivo. 
Por supuesto, como viene siendo habitual , nuevos personajes irán apareciendo en estos ochos últimos capítulos. Unos se aliarán en la búsqueda de una zona protegida y segura, otros sufrirán un encuentro más complejo con nuestros supervivientes, ya que rigen su vivencia con reglas difíciles de asimilar. Finalmente, y en el último capítulo, lograrán encontrar el lugar anunciado, pero las consecuencias de este encuentro, no serán como esperaban, quedando todo pendiente de la 5ª temporada que llegará en octubre.
Unos capítulos, en los que hemos ahondado más en personajes veteranos, descubriendo su pasado. Otros han debido tomar decisiones traumáticas para su supervivencia y como no, los protagonistas van acumulando solidez y profundidad, conforme avanzan las temporadas. Sin embargo, exceptuando a Rick, protagonista fundamental de la serie, ningunos de los demás personajes puede confiarse en sobrevivir al siguiente capítulo, y con esta baza juegan los guionistas. Uno de los puntos fuertes de la serie, está en ver quien sobrevive a cada capítulo y quién muere. Lo que está claro, es que las confrontaciones con otros grupos humanos, llevarán el peso de las tramas, jugando con las condiciones de supervivencia y los intereses prioritarios de cada grupo. Con un estilo más intimista, la productora ha pretendido interiorizar en los personajes, pero ahora y tras el último capítulo, parece que ha llegado el momento de la acción más directa y definitiva. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario