Etiquetas

miércoles, 30 de abril de 2014

Desperta Ferro - "Richelieu contra Olivares"

La vieja rivalidad histórica entre España y Francia tiene uno de sus episodios más importantes y llamativos en la primera mitad del siglo XVII, personalizada en las figuras de Felipe IV y su valido el Conde-Duque de Olivares, por un lado y por otro, Luis XIII y el Cardenal Richelieu. El número 9 de Desperta Ferro, en su edición referida al mundo moderno, está dedicado al periodo transcurrido entre 1635 y 1643. Estos años se encuentran dentro del contexto de la guerra de los Treinta años, con la que comenzó a materializarse el declive de la Monarquía Hispánica de los Habsburgos, frente a la definitiva y posterior implantación de la Francia de Luís XIV, como árbitro de Europa, materializándose a principios  del siglo XVIII, con la subida al poder en España del primer Borbón, Felipe V.

Tras un siglo XVI en el que el poderío español no tenía sombra en Europa, el siglo XVII, se presenta extremadamente complicado para la Monarquía Hispánica. La confrontación con los Países Bajos y el mantenimiento de los territorios que unen las posesiones españolas de Italia con el norte de Europa, crean a lo largo de los años una fuerte fricción con Francia. 

En un primer artículo, la revista nos introduce en la situación geopolítica de los dos gobiernos, personalizados en las personas de Olivares y Richelieu. La religión, el poderío militar y las alianzas de los Habsburgos, protagonizan la situación de los años treinta y cuarenta del siglo XVII. Para acercarnos a la realidad militar de Francia, otro artículo nos presenta organización de su tropa y oficialidad. Importantes y definitivos los cambios realizados en su caballería. En otros sendos artículos, Desperta Ferro, nos traslada a los distintos frentes abiertos en este largo conflicto. Primero las operaciones en Piamonte y Milanesado; después en Flandes, donde los hispánicos se encuentran entre dos frentes; y de una manera global, los distintos vaivenes en el conflicto, ya sea a favor de unos u otros, incluidos los levantamientos de Cataluña, los movimientos en Alsacia y Lorena. Sin olvidar, los distintos sitios realizados en diferentes ciudades claves a lo largo de la larga frontera entre los Habsburgos y los Borbones. Importante y muy descriptivo, resulta ver, cómo los dos países modifican su fiscalidad, conforme la situación de guerra se alarga en el tiempo. Por último y como gran colofón a este número, la famosa pero no determinante, batalla de Rocroi, resultado más victorioso por la campaña de marketing realizada por la corona francesa, que por ser realmente una victoria militar que marque la realidad de aquellos años.

Un número que pretende desmontar la imaginería creada por Francia, sobre la situación española, que todavía estaba lejos de desmoronarse ante la ascensión lenta pero continua de un país, que eclosionará definitivamente en la figura de Luis XIV. Pero eso será otra historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario