Etiquetas

viernes, 28 de febrero de 2014

"Orange is the new black" - Temporada 1

En mi opinión, uno de los descubrimientos de la temporada, la serie Orange is the new black se adentra, jugando con el género de drama y comedia, en la vida dentro de una cárcel para mujeres, en EEUU. La protagonista, una pija, bien educada y que está a punto de casarse con el novio de toda la vida, se ve involucrada en el tráfico de drogas, por mediación de una amiga/amante, la cual la utiliza de camello para es transporte de mercancía. En un momento dado, la pillan y recibe una condena que hace que se traslade a la penitenciaría para cumplirla. 
Es a partir de aquí donde radican los parabienes de la serie. En primer lugar el desconcierto total de la protagonista, magníficamente interpretada por Taylor Schilling, ante lo que se le presenta en su nuevo hogar. Carencia de todo, compartir habitación con desconocidas, duchas comunes, grupos de mujeres divididos en etnias, lesbianismo, el poder de las veteranas. Todo ello la desconcertará, y sin embargo poco a poco irá haciendo amistades y se hará un sitio en la cárcel. Momento álgido de la serie, será cuando coincida con su excompañera, planteándole graves problemas de conciencia, al respecto de su culpabilidad y del amor que todavía perdura, junto con el compromiso con su novio, con el que se comunica por teléfono y en cortas entrevistas personales.
A lo largo de los trece capítulos, los productores, no sólo nos cuentan lo sucedido en la cárcel, sino que además por medio de varios flashbacks, nos narran el por qué de la estancia en prisión de muchas de las coprotagonistas de la serie, con lo que poco a poco vamos conociéndolas mejor, paralelamente a la misma protagonista. También interesante los perfiles y personalidades de los guardias de la prisión y del alcaide y encargados de la misma, quienes jugando con su poder, nos descubrirán sus debilidades y puntos fuertes, tan importantes en la serie, por su ascendiente y autoridad ante las reclusas. 
Nos encontramos ante un collage de personalidades, ideologías, talantes, tendencias sexuales y creencias, con las que juegan las tramas cruzadas en la serie, para mostrarnos la diversidad de los personajes, que conviviendo en la prisión, transcurren día a día en el cumplimiento de sus condenas. Con momentos francamente divertidos y casi esperpénticos y otros más dramáticos y duros, esta serie se ha hecho un hueco al presentarse diferente, especial y rompedora, en la fisonomía de las series actuales. El conjunto de actrices realiza un estupendo trabajo, presentándonos los más variopintos caracteres, ante la sorpresa y la expectación de la protagonista, que sufrirá conforme pasan los capítulos una transformación en su ser, asimilando la situación y la de su entorno, hasta niveles insospechados para ella misma. Muy recomendable por su visión de la realidad carcelaria de las mujeres. Ah, y una llamada de atención a la parrilla de entrada de la serie. Muy buena.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario