Etiquetas

jueves, 2 de enero de 2014

"The Killing" - Temporada 3

El caso de esta serie es curioso. Tras un comienzo fulgurante con una 1ª temporada que la aupó a la cúspide de los más visto en medio mundo, la investigación del asesinato de la joven Rosie Larsen, se alargó innecesariamente hasta una segunda temporada, lo que al parecer el público no entendío, que la castigó con un bajo nivel de audiencia. Hasta tal punto, que al finalizar la segunda entrega se decidió cancelar la serie definitivamente. Sin embargo a pesar de la reticencia de AMC, gracias a Netflix, se resucitó la serie y se continuó con una 3ª temporada, acertando de pleno con la decisión.
Steven Holder se encarga en un nuevo caso de un cadáver de una joven en los suburbios de Seattle. Sarah Linden, retirada de la policía, se ha mudado al campo, donde trabaja en la línea de transbordadores y ha empezado una nueva vida. Sin embargo, el caso de Holder, le lleva a relacionar su caso con una antigua investigación de Linden, en la que se acusó a un hombre, que espera la pena de muerte en la penitenciaría de la ciudad. Algunos parecidos en el modus operandi de los diferentes asesinatos lleva a Linden a reintegrarse en la policía y colaborar en la investigación.
A partir de aquí la serie se divide en dos tramas muy claras. Por un lado la investigación de los casos de asesinato y por otro la situación del reo del antiguo caso de Linden, en los calabazos de la cárcel, a la espera del día en que morirá cumpliendo la sentencia por asesinato. Además, la serie nos acercará al submundo de los chicos y chicas que malviven en los suburbios de Seattle y sus bajos fondos, tras escaparse de casa y vivir en una microsociedad de droga, prostitución y violencia.
En mi opinión la serie ha conseguido alcanzar un nivel de suspense y ritmo muy interesante, encauzándola en una serie de subtramas y episodios, que aunque alargan artificialmente la investigación, si que captan la atención del espectador de manera solvente. A pesar de un final rebuscado, su resultado ha logrado que la serie tenga continuación en una nueva 4ª temporada.
 A nivel de actores, Mireille Enos, sigue representando a la investigadora cerebral y fría, que tanto me recuerda al perfil del famoso policía de otra serie: Wallander. Por otro lado, Joel Kinnaman, que interpreta al compañero de Linden, aunque en un principio parece haber centrado su vida personal, a lo largo de los capítulos se implicará sentimentalmente en el caso. Peter Sarsgaard, interpreta al asesino condenado a muerte, realizando una actuación impecable, llena de detalles y calidad, resultando uno de los mejores factores de la serie. Finalmente, el universo de los jóvenes perdidos, que sobreviven entre la pobreza, que se prostituyen para malvivir y se mantienen alejados de un entorno familiar que les resulta lejano y muchas veces violento y agresivo, nos muestra la imagen más triste y extrema de Seattle, no tan lluviosa como en temporadas pasadas, pero gris y fría, tanto como los casos que investigan nuestros protagonistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario