Etiquetas

domingo, 15 de diciembre de 2013

Barcelona - La Sagrada Familia

La principal visita que realicé  en Barcelona en mi último viaje a esta ciudad fue La Sagrada Familia. Y lo hice porque hacía por lo menos diez años que no la visitaba y quería disfrutar de los avances de la construcción. Los cambios han sido más que manifiestos. Sin obviar sus fachadas, ya terminadas tiempo atrás, la del Nacimiento y la de la Pasión, así como su conjunto de torres espectaculares, realmente lo que quería disfrutar era de su interior terminado. Cubierta su nave definitivamente en el año 2010, el conjunto de columnas, con sus líneas entrecruzadas, las bóvedas hiperbólicas y las coloridas vidrieras, forman un espectcáculo imponente y realmente digno de visitar. 

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Espectacular... Hay que verla. Su interior impresiona.

      Eliminar
  2. La vi con mi mujer hace unos años, por fuera porque estaba cerrada. Lástima porque el interior es una maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasó parecido. Ahora sí que vale la pena ver su interior. Grandioso.

      Eliminar
  3. Impresionantes fotografías Iñigo, gracias por acercarme tal obra de arte, de la que no conocía el interior. Al menos así he podido maravillarme un poco.

    ResponderEliminar