Etiquetas

jueves, 10 de octubre de 2013

"Un asunto real"


Año 1766, la joven hermana del rey Jorge III de Inglaterra llega a tierras de Dinamarca para casarse con el rey Christian VII. Muy pronto, Carolina Matilde se da cuenta de la inestabilidad y enfermedad del joven rey danés, aquejado posiblemente de esquizofrenia. Por este y otros motivos, su relación con el rey es bastante desgraciada. Además, un Consejo real formado por arístócratas y alta jerarquía eclesiástica, gobierna el país con mano dura. Al poco tiempo y durante un viaje a Alemania, el rey conoce a un médico al que acercará a su círculo más cercano, llegando a nombrarle consejero del Estado. Este alemán llamado, Struensse de ideas marcadamente avanzadas y sociales para un reino absolutista y fuertemente jerarquizado, se ganará la enemistad de la aristocracia danesa por dos razones de peso. La primera, la fuerte influencia que ejerce sobre el rey y por otro, la historia de amor que mantiene con la desdichada reina.

Esta película de marcado corte histórico, nos traslada a Dinamarca, para contarnos los hechos verídicos que acontecieron en este país y su corte entre 1766 y 1784. Bien es verdad que nos encontramos ante una película que sustenta su trama en la historia de amor entre la reina y el médico alemán, pero también introduce los hechos que convulsionaron no solo la corte danesa, sino a la sociedad del país, debido a la política claramente revolucionaria que promocionaba desde su puesto de consejero el alemán advenedizo.

La película goza de una estupenda ambientación. Tanto el vestuario como la suntuosidad del ambiente palaciego, hacen de ella un referente elegante y serio de esta producción histórica. La utilización de la fotografía y el juego de los claro oscuros, sobre todo en las escenas interiores, embellecen de por sí, una historia real y dramática. El grupo principal de actores, formado por Mads Mikkelsen, Alicia Vikander y Mikkel Boer Folsgaard, cumplen en sus papeles, sobresaliendo sobre ellos la figura del primero, ya más que consolidado en la industria del cine.

Es un film que rezuma calidad estética, bien realizado, con un corte elegante y buena factura. Sin embargo en mi modesta opinión, le falta emoción y sentimiento al romance secreto, y por otro lado, peca de cierta modernidad en el tratamiento de los cambios sociales impuestos por el médico alemán. Aunque estás características sutiles no desmerecen la película, quizás desvirtúan ligeramente su resultado, encorsetando la intriga y la historia de amor, lo que convierte a esta película en un producto correcto, pero no emocionante.     

4 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, Íñigo, hay cierta propensión a tratar asuntos ocurridos en otro tiempo bajo el prisma de lo actual y no siempre son trasladables tal cual.
    En cuanto a la factura técnica, es muy bonita, muy bien ambientada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira por donde, me alegra que coincidamos.

      Eliminar
    2. Pues alégrate más Iñigo, porque yo también coincido con vosotros. Me resultó, como bien comentas, Iñigo, fría, falta de emoción, una ve pasar impecables imágenes, correctas actuaciones pero...

      Eliminar
    3. Anda, pues hemos hecho bingo... ;-)

      Eliminar