Etiquetas

domingo, 13 de octubre de 2013

"The Bridge" - Temporada 1

Acabo de terminar el último capítulo de la 1ª temporada de la serie "The Bridge" que durante estos meses ha programado el canal Fox. Esta serie norteamericana es un remake de una serie originalmente sueca, que parece que tuvo mucho éxito en los países nórdicos, como pasa ultimamente también con la novela negra. Poco tiempo faltó para que la productora y guionista de "Homeland" se lanzará a producir la versión americana.

El capítulo piloto comienza con el hallazgo de un cadáver en mitad del puente de la frontera entre EEUU y Méjico. El problema es que el cuerpo aparece partido por la mitad con una parte en el lado norteamericano y otra en el mejicano, con lo que corresponderá a ambas jurisdicciones investigar el asesinato. Por un lado está el detective mejicano, encarnado por el actor Demián Bichir y por otro, la actriz alemana Diane Kruger, interpretando a una peculiar agente de El Paso.

La primera impresión sobre la serie es buena. El caso en sí, causa mucha curiosidad y además el asunto de la investigación de los dos cuerpos de policías, con sus abismales diferencias en los procedimientos a seguir, resulta muy interesante. Si a eso añadimos las personalidades de los protagonistas, en principio, la serie potencialmente promete. Con el transfondo del asesinato a investigar, durante la temporada se mezclan y cruzan los problemas derivados del tráfico de droga y armas en la frontera, la desaparición de mujeres en la ciudad de Juárez, venganzas y corrupción, además de los problemas personales de los dos protagonistas.

Sin embargo, conforme va avanzando la temporada, da la impresión que los guionistas, o una de dos, jugaban al escondite con el espectador, o realmente iban a la deriva. Lo digo por la variedad de tramas casi inconexas, que realmente convertían el argumento de la serie en un galimatías de historias, que además parece que no han conseguido conectar entre sí al final de la temporada. Da la impresión que alargaban algunas tramas como si de un chicle se tratara y abandonaban otras durante dos o tres capítulos, para recuperarlas después de manera algo artificial.

Por otro lado, la estética y ambientación de la serie es muy atrayente, situándonos en la frontera de EEUU y Méjico con mucha fidelidad. Te llega la sensación de calor, de agobio y del polvo del desierto. El peligro de la zona, derivado de los cárteles de la droga está muy bien descrito, así como la representación de la corrupción policial, sobre todo, en el lado Mejicano.

Respecto a los actores, me ha gustado mucho el trabajo del actor Demián Bichir, con una actuación natural y creíble. No siento lo mismo del trabajo de Diane Kruger. Las inseguridades y problemas psíquicos de este personaje, en algunos momentos, resultan increíbles, aportando bien poco al argumento de la serie. Realmente me parece que hay algo de sobreactuación en un papel que posiblemente no necesitara de esas características que marca el guión. Otro papel que no quiero olvidar es interpretado por Ted Levine. Este veterano actor, interpreta al jefe de policía de El Paso. Encarna a la perfección al detective a punto de jubilarse y que representa el pilar que sustenta la inestable personalidad de la agente que interpreta Diane Kruger.

En definitiva, una serie de una calidad visual buena, con una base argumental atractiva que se ha ido diluyendo en subtramas que a primera vista resultan inconexas y a mí, como espectador, me ha dejado más bien frío al final de esta temporada. Habrá que ver por qué derroteros nos llevarán los próximos capítulos, ya que se ha confirmado la grabación de la 2ª temporada. Espero que centre su atención en lo que parece será su base argumental: la investigación de las desapariciones de las mujeres en Juarez y la implicación de la policía mejicana.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario