Etiquetas

domingo, 8 de septiembre de 2013

"La tormenta perfecta"


En esta película del año 2.000 se cuentan la situación dramática de un barco pesquero que faena en las aguas del Atlántico en busca de bancos de peces espada, cuando se encuentra en alta mar ante la que puede ser la más terrible tormenta del siglo. La necesidad de realizar una importante captura para hacer rentable su salida al mar y sus diferentes situaciones personales, añaden a esta película un componente humano y afectivo importante, todo lo cual produce diferentes sensaciones y empatías en el espectador. La cinta está basada en hechos reales y nos quiere acercar las vivencias y experiencias de los pescadores de Gloucester, una de las zonas pesqueras más importantes del este de norteamérica.

El director Wolfgang Petersen, logra en esta película aunar espectáculo y sentimiento, efectos especiales y dramas personales, la crudeza y violencia de la naturaleza y las relaciones afectivas y de amor y odio de los protagonista de la cinta. Y lo hace de manera muy equilibrada, con un montaje muy interesante, que salta de la situación del pesquero en medio de la tormenta, a la espera dramática de los familiares en el pueblo pesquero. Por otro lado, como no podía ser menos en este director, que suele ensalzar las acciones de heroísmo y valentía, añade a la trama la operación de rescate llevada a cabo por elementos de salvamento marítimo norteamericano.

Por supuesto la participación de Mark Wahlberg y sobre todo de George Clooney, dan a la cinta un peso específico, ya que hablamos de actores de calidad que además, representan dos generaciones diferentes, al igual se quiere manifestar el director en la película, en el caso del patrón del barco y el marinero. Les acompañan como plantel femenino, las actrices Diane Lane y M. E. Mastrantonio, aportando no solo el factor sentimental, sino también el profesional, con la actuación de la segunda como capitana de otro pesquero.

Sin embargo el gran protagonista es el salvaje e indomable océano, que gracias a los estupendos efectos especiales, logra presentarse en toda su grandeza, junto a los más que solventes efectos de sonido, creando en el espectador una sensación de realismo difícil de superar. No por casualidad estos dos departamentos fueron nominados a los Oscar de aquel año.

2 comentarios: