Etiquetas

jueves, 5 de septiembre de 2013

"Behind the candelabra"

Esta película, producida por HBO y creada exclusivamente para el formato de televisión, nos desgrana la vida del pianista Liberace desde mediados de los años setenta hasta los ochenta, y sobre todo los años en que mantuvo una relación con su protegido Scott Thorson. 
El papel protagonista interpretado por Michael Douglas nos presenta al pianista showman más famoso de los Estados Unidos. Niño prodigio, con mucho talento y gran virtusísmo al tocar el piano, dirigió su carrera pianística hacia el mundo del espectáculo. Después de unos años difíciles se hizo un hueco en el mundo musical creando un estilo propio de interpretar al piano que le llevó a ser la estrella mejor pagada del momento y  a actuar en los mejores locales y clubs de Las Vegas y más adelante se convirtió en una auténtica estrella de la televisión. Su ropa extravagante, su vanidad, estilo de vida y  su gusto por lo recargado y barroco, hicieron de él uno de los personajes más curiosos y extraños del firmamento de los artistas americanos, pero eso sí, también era uno de los más ricos, llegando a ganar 7.000.000 $ al año.
Aunque tenía la costumbre de rodearse de hombres guapos y jóvenes, Liberace logró ocultar su homosexualidad hasta su fallecimiento en 1.987. Sin embargo, a lo largo de su carrera tuvo relaciones con más de un joven agraciado. Scott Thorson fue su pareja, ejerciendo de secretario y persona de confianza, durante cinco años. Matt Damon interpreta a este advenedizo que ocupó el corazón de un Liberace de sesenta años. Y precisamente esta relación es la que nos cuenta Steven Soderbergh en esta película. 
La interpretación de los dos actores es estupenda, subrayando el papel de Michael Douglas, que con gran soltura y profesionalidad, logra transmitir los caprichos, debilidades y extravagancias del protagonista. Un buen maquillaje y la experiencia de años de cine hacen que su interpretación sea más que creíble, sin caer en el ridículo. La sonrisa, gestos y maneras nos trasladan al mundo particular y privado de la estrella de Las Vegas. Un ambiente lleno de joyas, coches lujosos, casas exageradamente decoradas, que el joven Scott disfrutará durante cinco años en convivencia con el pianista. 
Sin ser una película redonda, los actores, la personalidad de Liberace, el entorno artístico y el tratamiento de la homosexualidad en los años setenta hacen de esta película un interesante producto de la cadena HBO.

2 comentarios:

  1. Muy buena y excelentes actuaciones de Damon y Douglas, me he a tardado en verla, pero ha valido la pena. También considero que es un buen producto de HBO siempre se arriesgan y sus producciones son bastante buenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Michael Douglas esta genial. Buena y premiada interpretación. HBO es un seguro.

      Eliminar