Etiquetas

martes, 23 de abril de 2013

"Los muertos viventes" Nº 17


Habrá poca gente que, aunque de pasada, no haya oído hablar de una serie de zombies llamada "The Walking Dead", que esta siendo uno de los programas más vistos en los EEUU. De la misma manera, en España y por mediación de Fox, en canal de pago y de la Sexta, en abierto, esta serie es una de las más vistas de televisión. No se si será por la moda de las historias del fin del mundo y de los zombies o por la calidad del producto tanto en el guión como en su realización, pero es cierto que la serie es uno de los productos más de moda en la televisión.

Esto no es una casualidad, ya que la serie esta basada en uno de los comics más veteranos y de más calidad del mercado actual. Robert Kirkman, como guionista y Tony Moore, dibujante, estrenaron esta "saga" en EEUU en el año 2004, en formato de capítulos mensuales y con una característica visual muy llamativa, y es que sus viñetas son en blanco y negro. Sorprende que un cómic que cuenta la historia de un mundo en que los humanos supervivientes a un virus que convierte a los muertos en zombies mutilados, podridos y que comen carne humana, no esté dibujado en color. Precisamente este es uno de sus valores más importantes. Además el guión es la base y la columna vertebral de esta historia de supervivencia y superación.

En este mes acaba de salir a la venta en España el tomo número 17 de la colección. Cada tomo engloba 6 números mensuales americanos, con lo que en realidad la colección tiene ya 102 números. Para que un cómic, de manera continua haya conseguido llegar a este número, y parece que continuará publicándose con toda seguridad, tiene que haber un conjunto de características que consigan que la serie se mantenga con vida y se venda bien.

Realmente nos encontramos con un producto de calidad, tanto en el dibujo, como ya he dicho, basado en el blanco y negro, así como en un guión potente. No nos encontramos con una historia de zombies sin más, sino que realmente lo que se cuenta es la historia de un grupo humano, que se desarrolla, relaciona, crece y sobrevive en un marco de un mundo plagado de muertos viventes. Y esto, solo es uno de los problemas, y no el más grave, con que se encuentran en su devenir por la supervivencia. Donde se sitúa el meollo de la serie es en las relaciones dentro del propio grupo protagonista y con otros personajes y grupos de supervivientes que van pasando por la colección.

¿Quién sobrevive en esta tierra desolada? ¿El más fuerte, el más insensible, el solitario, el más cruel? ¿O por otro lado, sobrevive el grupo humano, solidario, el que quiere crear y no destruir? ¿Que importancia pasa a tener la religión, la esperanza, el amor, la solidaridad? En cada uno de los capítulos se plantean diferentes disyuntivas a este grupo de supervivientes, que les lleva a tomar decisiones, a veces contra natura, para poder sobrevivir, pero también otras, que les recuerda que son seres humanos sociables y no salvajes, que rondan por el mundo apocalíptico que les ha tocado vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario